Skip to:

Virginia finalmente hizo lo correcto al expandir Medicaid: ¿Ahora qué sigue?

Delegato Paul Krizek

La semana pasada la Asamblea General votó 67-33 para aprobar un presupuesto histórico que amplía Medicaid, brindando cobertura de atención médica a hasta 400,000 residentes de Virginia que tienen bajos ingresos que de otra manera podrían no pagarlo. A pesar del amplio apoyo del electorado, no fue hasta la elección del año pasado cuando 15 nuevos demócratas fueron electos a la Asamblea General, junto al nuevo gobernador Ralph Northam. Nuestro liderazgo demócrata, trabajo en conjunto con los republicanos, especialmente el presidente de la cámara Kirk Cox y el delegado Chris Jones junto además de los senadores Emmett Hanger y Frank Wagner, que pusieron los intereses de los virginianos por delante de la política partidista.

 

Ahora, todos podemos disfrutar de la satisfacción que nuestros vecinos y conciudadanos tienen más posibilidades de obtener atención médica y mantenerse más saludables. No fue solo lo correcto en el sentido moral pero también en el sentido fiscal. Muchas personas que viven en hogares de bajos ingresos sufren de problemas que pueden prevenirse y manejarse con atención médica que les permitirá seguir trabajando, pagando impuestos y sin sobrecargar las salas de emergencia de los hospitales. Nos cuesta mucho más el no dar atención médica al largo plazo. Además, ahora podemos usar el sistema de Medicaid de Virginia para innovar a través de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), brindando atención médica

 

Con su enfoque en la calidad y el valor, el ACA está destinado a transformar nuestro sistema de atención médica. Según la Academia Nacional de Medicina, hay seis factores determinantes de la atención médica de alta calidad. Debe ser seguro, efectivo, centrado en el paciente, oportuno, eficiente y equitativo. El ACA ha desarrollado programas piloto en las seis áreas, comprobando la creencia de que el aumento de la calidad de la atención médica mejorará los resultados clínicos a largo plazo.

 

Como Americanos nosotros recibimos mucho menos valor por dólar en cuestiones de atención médica. El gasto per cápita en los Estados Unidos es de $ 10,348, frente a $ 5,169 en otros países de la OCDE (La Organización para el Desarrollo Económico y Cooperativo); y esa diferencia ha aumentado constantemente durante casi cuarenta años. A pesar de esta inversión, la esperanza de vida en los EE. UU. Es menor (78.8 vs. 81.2 años) y la mortalidad infantil es mayor (6.1% vs. 3.5%); estas diferencias son aún más marcadas para los estadounidenses hispanos y afro-americanos. Del mismo modo, el 68% de los ciudadanos Americanos de 65 años o más tienen dos o más condiciones médicas crónicas graves, frente al 37-56% en otros países de la OCDE. Claramente, no estamos obteniendo el valor de nuestro dinero, sin embargo, la cantidad que invertimos es tan alta, actualmente el 17.9% de nuestro PBI, que amenaza nuestra capacidad de invertir en otras áreas de importancia como ser la educación de nuestro hijos y mejorar los sistemas de transporte. Es claro que debemos comenzar de hacer muchas cosas de manera diferente.

Esto incluye un enfoque sustancial en la atención médica preventiva, como exámenes de salud para enfermedades cardiovasculares y cáncer, también significa asistencia para dejar de fumar y programas de nutrición saludables. Por ejemplo, un negocio de Northern Virginia se inscribió en un nuevo plan de ACA y descubrió que podría ahorrar dinero si los empleados se sometieran a un control y siguieran ciertas recomendaciones que promueven un estilo de vida saludable. En un año los empleados mejoraron su estado salud, y la compañía pudo ahorrar dinero en las primas de su seguro médico. En un momento en que el 75% de los dólares estadounidenses de atención médica se destina a enfermedades crónicas, estos pasos son esenciales para lograr la sostenibilidad en los gastos de atención médica del gobierno, el empleador y la familia.

Me enorgullece haber participado en este esfuerzo histórico, esta expansión nos da motivos para esperar más de nuestro proceso político. Ahora podemos ver lo que puede suceder cuando dejamos de lado nuestras diferencias y trabajamos juntos. También es importante tomar en cuenta que a pesar del amplio apoyo público, la expansión solo se produjo después de la abrumadora victoria demócrata en 2017. Los habitantes de Virginia deben conocer y mantenerse al tanto de los problemas de atención médica. Debemos acudir a las urnas, tanto estatales como nacionales, para dar instrucciones mediante nuestro voto a nuestros funcionarios electos. Debemos permanecer vigilantes y permanecer activos.